Taller sobre pagos rápidos en América Latina

Speech (only available in Spanish) by Mr Alexandre Tombini, Chief Representative, Representative Office for the Americas at the BIS, at the "Taller sobre pagos instantáneos en América Latina", 21 May 2024.

BIS speech  | 
21 May 2024

Buenos días a todos. Bienvenidos a la Ciudad de México y a la Oficina para las Américas del Banco de Pagos Internacionales. Es un honor para nosotros ser anfitriones, junto al Banco Mundial, de este taller sobre Pagos Rápidos en América Latina.*

Me complace que se haya podido dar esta oportunidad para tener una conversación abierta sobre un tema tan relevante, con la participación de casi todos los bancos centrales de América Latina. Sin duda estos espacios contribuyen a los esfuerzos de bancos centrales en la mejora de sus sistemas de pago, y a las iniciativas del Banco Mundial y del BIS para fomentar la cooperación en estos temas que cada vez cobran mayor importancia.

El desarrollo tecnológico está cambiando todos los ámbitos de nuestras vidas, desde cómo interactuamos con las personas hasta cómo pagamos nuestras compras más básicas. La integración entre el mundo digital y el físico está impulsando la necesidad de pagos digitales rápidos, accesibles y seguros para toda la población, personas y empresas, sean pequeñas o grandes.

Los pagos rápidos han ido cobrando cada vez mayor relevancia por el impacto que tienen en nuestras vidas. Por un lado, los pagos rápidos nos ayudan a realizar transacciones en cuestión de segundos, lo que es fundamental para promover los pagos digitales y reducir el uso del efectivo. Las personas preferirán los pagos rápidos frente a otras alternativas si estos atienden realmente sus necesidades. Sin embargo, estos pagos también deben ser económicos, seguros e interoperables, y deben adaptarse a diversas necesidades.

Además de facilitar las transacciones cotidianas, los pagos digitales en general y los pagos rápidos en específico contribuyen al crecimiento económico y la inclusión financiera. Su adopción fomenta el acceso al crédito y puede tener un efecto significativo en el sector informal de la economía. En un trabajo de investigación en el que colaboro actualmente con Ana Aguilar, Jon Frost, Rafael Guerra y Steve Kamin, encontramos que la proporción de adultos que usan pagos digitales está positivamente correlacionada con el crecimiento económico y la productividad total de los factores. Encontramos también que el uso generalizado de los pagos digitales está asociado con menos informalidad laboral. Esta última relación parece ser en especial muy robusta. Una mayor participación de individuos y empresas en el sector financiero formal debería facilitar el acceso al crédito para actores que antes no podían hacerlo.

Los pagos digitales también pueden expandir el acceso a otros productos financieros. Siempre y cuando sea autorizado por el usuario, las entidades financieras pueden ofrecer productos personalizados como tarjetas de crédito, pólizas de seguro y opciones de inversión, utilizando la información de los pagos rápidos.

Los bancos centrales han aprovechado su papel fundamental en la economía para apoyar la revolución digital y extender estos beneficios a toda la población. Los bancos centrales han avanzado en el desarrollo de infraestructuras de pago sólidas, incluyendo la adopción de sistemas de pagos rápidos.

El caso de éxito de Brasil con Pix es de suma importancia para la región. Aquí, el Banco Central de Brasil ha adoptado un papel protagónico, creando una infraestructura de pagos moderna y adaptable para los retos del futuro. En parte, su éxito también se debe a importantes reformas regulatorias impulsadas por el banco central, por ejemplo, la ley de pagos en 2013. Estas iniciativas allanaron el camino para la modernización del sistema de pagos y el lanzamiento de Pix. La participación obligatoria de las entidades más grandes permitió crear una masa crítica para la adopción y sostenibilidad de la plataforma. La participación de no-bancos, y la prohibición de acuerdos exclusivos entre bancos y otras empresas, también fueron fundamentales. Asimismo, la estructura de precios competitiva frente a otras alternativas de pago ha permitido que hoy en día los brasileños disfruten de un medio de pago eficiente y revolucionario. 

Además de esto, un trabajo reciente del BIS muestra que la adopción de los pagos rápidos es mayor cuando la infraestructura es de propiedad del banco central. Carolina Velásquez va a presentar este trabajo hoy en la mañana. Otros aspectos que también se asocian a un mayor uso de los pagos rápidos son la participación de entidades no bancarias, y el mayor número de casos de uso y conexiones transfronterizas.

Recientemente, los bancos centrales también están promoviendo la interoperabilidad entre los diferentes instrumentos de pago, entre ellos los pagos rápidos. La interoperabilidad es fundamental ya que permite una mayor competencia entre las entidades financieras pequeñas y grandes, lo que últimamente beneficiaría a los usuarios finales.   

La interoperabilidad no solo significa que una persona pueda transferir dinero de una cuenta a otra, independientemente de quien custodie sus fondos. La interoperabilidad va más allá, e incluye la compartición de infraestructura, datos, application programming interfaces (APIs), etc. Ciertamente en este aspecto nuestra región aún se encuentra rezagada, pero hay avances muy prometedores. 

El Banco de Pagos Internacionales apoya a los bancos centrales de todo el mundo en la exploración de las oportunidades y desafíos que plantean las tecnologías emergentes. En la Oficina de las Américas, por ejemplo, contamos con el Consejo Consultivo para las Américas (CCA) que reúne a 9 bancos centrales de la región. El CCA discute iniciativas relacionadas con la adopción de pagos inmediatos y, a través de su Grupo Consultivo de Innovación y Economía Digital, fomenta la colaboración y el intercambio de experiencias en soluciones técnicas. Estas iniciativas pueden servir como referencia para otros bancos centrales.

En el BPI también apoyamos a los bancos centrales mediante investigación orientada a políticas públicas. Algunos de los proyectos de investigación que actualmente se adelantan en la Oficina de las Américas tienen como objetivo evaluar el impacto de los pagos digitales, los sistemas de pagos inmediatos y otras infraestructuras públicas digitales en los mercados y en la economía en general. Además, el Centro de Innovación del BPI, lanzado en 2019, ha sido pionero en la ejecución de proyectos experimentales sobre sistemas de pagos inmediatos y otros bienes públicos. Por ejemplo, el Proyecto Nexus busca facilitar pagos transfronterizos a través de la interconexión de múltiples sistemas de pagos inmediatos.

Recientemente, el BPI y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron un memorando de entendimiento para explorar nuevas tecnologías para las infraestructuras de los mercados financieros en América Latina y el Caribe. Como parte de este acuerdo estamos adelantando el Proyecto FuSSE (o fully scalable settlement engine), que busca crear una infraestructura de liquidación y compensación completamente escalable para sistemas de pagos inmediatos, monedas digitales de banca central (CBDCs) y otras soluciones de pagos.

Espero que este taller proporcione un espacio para discusiones productivas y una colaboración continua en estos temas. Trabajando juntos podemos aprender de la experiencia de los demás y contribuir a mejores resultados, no sólo en una jurisdicción, sino en toda nuestra región y más allá. Gracias de nuevo a todos por su asistencia y contribución a esta iniciativa.

* The views expressed are my own and not necessarily those of the BIS. I thank Jose Aurazo and Carolina Velasquez for their input, and Cecilia Franco and Rafael Guerra for research support.