Indicadores de liquidez mundial: origen e interpretación

BIS Quarterly Review  |  March 2015  | 
18 de marzo de 2015

(Fragmento de las páginas 16-17 de la sección "Aspectos más destacados de los flujos de financiación mundial" del Informe Trimestral del BPI, marzo de 2015)

En los últimos años, investigadores del BPI han desarrollado indicadores orientados a seguir de cerca las condiciones de liquidez mundial. Con liquidez mundial nos referimos a la facilidad de financiación en los mercados financieros internacionales. Así entendida, la liquidez mundial implica tanto liquidez de financiación (la facilidad para obtener efectivo vendiendo nuevas obligaciones a inversores) como liquidez de mercado (la facilidad para obtener efectivo vendiendo activos). La liquidez mundial depende por tanto de la actuación de inversores privados, instituciones financieras y autoridades monetarias. Se trata básicamente de una propiedad no observable del sistema financiero, que podemos estimar analizando diferentes indicadores de precios y cantidades, aunque ninguno de ellos da por sí solo una imagen completa. La información que proporcionan estos indicadores varía con el tiempo, por lo que es necesario un enfoque flexible para evaluar las condiciones de liquidez mundial.

Las instituciones financieras proporcionan liquidez de mercado en los mercados de títulos a través de sus actividades de negociación, y liquidez de financiación a los prestatarios a través de sus actividades crediticias. Las condiciones con las que pueden financiarse estos intermediarios, por su parte, dependen de la predisposición de otros participantes del mercado a interactuar con ellos. Las políticas macroprudenciales y prudenciales son otro factor, incluidos las condiciones bajo las que los bancos centrales proporcionan financiación.

La interacción entre estos factores públicos y privados determina la facilidad de financiación global de la economía, lo cual, a su vez influye en la acumulación de vulnerabilidades en el sistema financiero mediante inflación de los precios de los activos, apalancamiento o desajustes de vencimientos o financiación. Los indicadores tienden a medir estos «rastros» de la liquidez más que la liquidez en sí, que no es observable.

A partir de esta premisa, y desde una perspectiva de estabilidad financiera, el crédito mundial es uno de los indicadores de liquidez mundial. El volumen de crédito en circulación muestra en qué grado la facilidad de financiación ha provocado la acumulación de exposiciones. En otras palabras, el crédito al sector privado mundial refleja el resultado de la actividad de intermediación financiera en los mercados mundiales. La variación de estos volúmenes está estrechamente relacionada con la acumulación de vulnerabilidades, con posibles implicaciones para la estabilidad financiera. Estos flujos tienen un elemento nacional e internacional.

De particular interés al evaluar la liquidez mundial es el componente internacional del crédito (préstamos transfronterizos a no residentes o préstamo en moneda extranjera). Este elemento transfronterizo a menudo ha sido la fuente marginal de financiación en auges del crédito. Aunque con frecuencia las fluctuaciones en estos componentes internacionales son pequeñas en comparación con el volumen total de crédito, pueden amplificar las tendencias nacionales y están altamente correlacionadas con auges y contracciones en las condiciones financieras mundiales. La liquidez mundial está por tanto vinculada a las condiciones de liquidez mundial y al ciclo financiero en un determinado país o región, aunque se distingue de ellos.

Cualquier evaluación de las condiciones de liquidez mundial exige poner en perspectiva las estimaciones del crédito mundial. Gran parte de este crédito, aunque no todo, lo proporcionan los bancos, por lo que los indicadores se centran en este componente, aunque también proporcionan crédito otros inversores en títulos de deuda, al haber crecido el sector de gestión de activos. Puede emplearse una serie de indicadores adicionales de precios y cantidades para captar aspectos adicionales de la liquidez mundial que son relevantes para la estabilidad financiera. Entre ellos, se encuentran medidas de las condiciones de financiación en los principales mercados financieros e incentivos para tomar posiciones en los distintos segmentos de mercado. Los indicadores clave en este sentido son aproximaciones de la percepción y tolerancia al riesgo (como el VIX), que son un factor clave del apalancamiento y la predisposición de los inversores privados a proporcionar financiación. También podrían interesar las condiciones con las que se proporciona financiación, así como en sus consecuencias para los volúmenes y precios del crédito.

Estos conceptos se han desarrollado y elaborado en una serie de estudios, informes de comités y discursos del BPI, algunos de los cuales se enumeran a continuación: