Aspectos más destacados de los flujos de financiación mundial

6 de marzo de 2017
  • Los activos de los bancos internacionales reanudaron su crecimiento en el segundo y el tercer trimestre de 2016, tras las caídas interanuales registradas a finales de 2015 y principios de 2016. Esta recuperación obedeció fundamentalmente al aumento interanual del 3,8% de los activos frente al sector no bancario, mientras que los activos interbancarios se contrajeron un 3,2% en el tercer trimestre de 2016.

  • El volumen de títulos de deuda internacionales creció continuadamente a un ritmo del 3,8% interanual en el último trimestre de 2016, gracias a un repunte de la emisión neta de deuda de los bancos, que se situó en el 2,2%. La emisión neta de deuda por entidades no bancarias también aumentó ligeramente, con un incremento del volumen de títulos en circulación el 4% interanual en el tercer trimestre de 2016 y el 4,6% en el cuarto trimestre.

  • El crédito en dólares1 a prestatarios no bancarios fuera de Estados Unidos creció 420 000 millones de dólares entre el final del primer trimestre y el cierre del tercer trimestre de 2016. Incluyendo los datos sobre el crédito concedido por bancos de China y Rusia, que han comenzado recientemente a participar en las estadísticas, el importe vigente total al cierre de septiembre de 2016 se situaba en 10,5 billones de dólares.

  • El crédito en dólares concedido a entidades no bancarias de economías de mercado emergentes (EME) se incrementó levemente, hasta alcanzar 3,6 billones de dólares al cierre del tercer trimestre de 2016, incluyendo los nuevos datos de China y Rusia.

  • Como consecuencia de las reformas del sector estadounidense de fondos de inversión en activos del mercado monetario, la financiación en dólares a bancos no estadounidenses procedente de fondos «prime» (que invierten en deuda corporativa) se redujo en 555 000 millones de dólares en el periodo comprendido entre finales de septiembre de 2015 y finales de diciembre de 2016. Este descenso quedó parcialmente contrarrestado por un aumento de 140 000 millones de dólares en la financiación procedente de fondos de inversión en títulos públicos (véase el recuadro al final del capítulo). Pese a la citada contracción, el crédito en dólares a bancos no estadounidenses continuó expandiéndose, al encontrar estas entidades otras fuentes de financiación.


1 Dólares estadounidenses salvo indicación en contrario.