Las bajas tasas de interés estimulan los mercados de crédito al ceder terreno los bancos

8 de diciembre de 2013

Tras su atonía estival, los bonos y las acciones de las economías avanzadas se recuperaron ante la expectativa de que la Reserva Federal mantuviera el ritmo de sus compras de activos y sus bajas tasas oficiales. La búsqueda del rendimiento de los inversores en renta fija facilitó a las empresas la obtención de crédito barato con condiciones laxas. Al mismo tiempo, los bancos, que seguían luchando para recuperar la confianza del mercado, tuvieron que afrontar mayores costes de financiación que las sociedades no financieras con similar calificación crediticia. Aunque esta diferencia de costes se ha estrechado recientemente, sobre todo en Estados Unidos, ha continuado presionando al alza las tasas de interés del crédito bancario. Esta situación ha inducido a grandes empresas no financieras a recurrir directamente a los mercados de deuda, provocando así un notable incremento de las emisiones de deuda corporativa.