Los mercados obnubilados por la relajación monetaria

3 de junio de 2013

La mayor relajación monetaria hizo que los participantes en los mercados pasaran por alto las señales de desaceleración del crecimiento mundial. La racha de noticias económicas adversas entre mediados de marzo y mediados de abril apenas interrumpió la subida de las bolsas en las economías avanzadas. La nueva relajación de la política monetaria, seguida de una mejora de las perspectivas en Estados Unidos a comienzos de mayo, alentó la confianza de los mercados e impulsó los principales índices bursátiles hacia nuevos máximos.

El Banco de Japón sorprendió a los mercados en abril al desvelar un nuevo y ambicioso marco de política monetaria expansiva, disparando con ello las bolsas y reduciendo su tipo de cambio. No obstante, estas rápidas ganancias hicieron vulnerables las cotizaciones bursátiles frente a los cambios en la confianza de los mercados, como demuestra el reciente repunte de la volatilidad. El anuncio también indujo fuertes fluctuaciones de precios en el mercado de deuda pública japonesa, conforme los inversores ponderaban el efecto de las compras oficiales sobre los rendimientos frente a las expectativas de mayor inflación en el futuro.

La nueva fase de política monetaria acomodaticia en las principales áreas monetarias salpicó a los mercados financieros de todo el mundo. Ante los bajos rendimientos en los principales mercados de deuda, los inversores buscaron rentabilidad en los bonos europeos con menor calificación, títulos de mercados emergentes y deuda corporativa.