Los mercados crecen confiando en el mantenimiento del apoyo

18 de marzo de 2013

Las amplias políticas de apoyo han infundido una renovada sensación de optimismo en los mercados financieros. La persistente debilidad económica ha propiciado una considerable relajación monetaria y cierta moderación en el rigor fiscal. Como resultado, la percepción de menores riesgos a la baja ha estimulado los mercados financieros y ha atraído a los inversores hacia clases de activos de mayor riesgo. Al disminuir los flujos hacia activos refugio, aumentó la inversión en renta variable e instrumentos de deuda de mayor rentabilidad, incluidos los activos de mercados emergentes y de la periferia de la zona del euro. Con todo, los indicadores macroeconómicos todavía no reflejan en su totalidad el renovado optimismo del mercado.