El colapso de la financiación bancaria internacional durante la crisis: datos de los mercados de préstamos sindicados

6 de septiembre de 2010

Los desplomes de monedas, definidos como amplias depreciaciones o devaluaciones en términos nominales, están vinculados a caídas permanentes del producto que rondan en promedio el 6% del PIB. En este artículo monográfico se argumenta que, dado que estas pérdidas productivas suelen producirse antes de la caída del valor de la moneda, estos desplomes no son de por sí onerosos, sino más bien los factores que los producen. De hecho, la depreciación de la moneda por sí sola tiene un efecto positivo sobre el producto.

Clasificación JEL: F34, G15, G21