III. La economía mundial - ¿Maduración de la recuperación económica? ¿Rotación del ciclo financiero?

25 de junio de 2017

La expansión cíclica mundial cobró considerable fuerza durante el ejercicio analizado, con la práctica totalidad de las principales economías creciendo a principios de 2017. El consumo fue clave para impulsar la demanda agregada, aunque la inversión empresarial también pareció repuntar. Al mismo tiempo, la reducción de los indicadores de holgura económica sugirió que la expansión estaba entrando en fase de maduración. Los ciclos financieros estaban en su fase de expansión en muchos países, respaldando así el repunte económico. En parte relacionado con el ciclo financiero, se observan riesgos a medio plazo que podrían amenazar una expansión económica sostenible. Los indicadores adelantados de tensiones financieras señalan riesgos a raíz de los elevados niveles de deuda privada y precios de la vivienda en diversas economías que no estuvieron en el epicentro de la GCF. El elevado endeudamiento de los hogares puede lastrar la demanda en algunos países, especialmente si un aumento de las tasas de interés agrava la carga del servicio de la deuda. Por su parte, la abultada deuda empresarial, junto con el débil crecimiento de la productividad, podría pesar sobre la inversión, y un aumento de las corrientes proteccionistas podría deslucir las perspectivas económicas. Ahora bien, los vientos de cola cíclicos abren una ventana de oportunidad para aplicar políticas que mejoren la resiliencia y reduzcan los riesgos para el crecimiento sostenible.