Tensiones en el sector financiero

29 de junio de 2009

El análisis de la crisis en este capítulo conduce a diversas conclusiones e ilustra una serie de riesgos para el sistema financiero. En un sistema financiero moderno, la financiación a través de bancos y la basada en el mercado deberían considerarse complementarias, en vez de rivales o sustitutas. La crisis reveló que las supuestas ventajas de diversificación que aportó la creación de conglomerados financieros - los «hipermercados» del sistema financiero - eran ilusorias, y cuando estalló la crisis, todas las líneas de negocio se vieron afectadas. Además, se exageraron los beneficios que reportaba desglosar el riesgo en sus componentes más pequeños a través de la ingeniería financiera. Ahora bien, reducir el tamaño de un sector financiero sobredimensionado no debería entenderse como una defensa de la autarquía financiera. Hay que evitar que la financiación quede confinada al interior de cada país, pues de lo contrario, el proceso conduciría al proteccionismo.