Informe trimestral del BPI, diciembre de 2016: Los mercados de divisas y de derivados: análisis en profundidad

11 de diciembre de 2016

Comunicado de prensa

Según aumenta la actividad en los mercados mundiales de divisas y en los mercados de derivados extrabursátiles (OTC), cabe preguntarse porqué unos segmentos crecen tanto mientras otros se contraen.

La edición de diciembre de 2016 del Informe Trimestral del BPI examina los datos de la Encuesta Trienal de Bancos Centrales sobre mercados de divisas y de derivados OTC realizada en 2016 por el BPI. La encuesta, en la que participan más de 1 300 bancos y otros intermediarios de 52 jurisdicciones, muestra los datos más exhaustivos posibles sobre el tamaño y la estructura de dichos mercados.

El Asesor Económico y Jefe de Estudios del Banco de Pagos Internacionales, Hyun Song Shin, destacó tres temas subyacentes que se desprenden de la encuesta: cambios en la función y composición de los participantes en estos mercados, la evolución del papel que juegan las monedas de economías de mercado emergentes (EME) y la influencia de la política monetaria sobre los mercados. A su vez, estas evoluciones pueden afectar a la economía real. «Lo que ocurre en los mercados financieros no siempre se queda en ellos», declaró Shin.

Además, el Informe Trimestral de diciembre destaca los siguientes asuntos:

  • El aumento mundial de los rendimientos de los títulos de deuda en los últimos meses causado mayores problemas para los mercados financieros. Las bolsas subieron y los rendimientos siguieron aumentando en tanto los precios de mercado incorporaban una mayor probabilidad de expansión fiscal tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos. En cambio, los activos de EME se vieron bajo presión.

    «La evolución en el último trimestre se caracteriza por el hecho de que, esta vez, los bancos centrales se quedaron en un segundo plano», afirmó Claudio Borio, Jefe del Departamento Monetario y Económico del BPI.«Es como si por una vez, los participantes de mercado hubieran tomado la iniciativa para anticipar e interpretar acontecimientos futuros, sin depender de cada palabra y de cada actuación de los bancos centrales»

  • Presentación de nuevos datos de China y Rusia, que han comenzado a participar en las estadísticas bancarias territoriales (LBS) del BPI. Los datos muestran que el sector bancario de China es el décimo mayor prestamista en el mercado bancario internacional, y el de Rusia ocupa el vigésimotercer lugar.

  • Las diferencias en la regulación aplicable a cada clase de activo explican en parte porqué la compensación centralizada se ha popularizado más en los mercados OTC de derivados sobre tasas de interés que en los demás mercados OTC.

  • Mayor uso del renminbi chino en la negociación financiera. La proporción que representa la contratación de derivados sobre divisas en comparación con la negociación al contado, y la que representan las contrapartes financieras en comparación con las no financieras, se están acercando a las de las monedas líquidas tradicionales. No obstante, el mercado de derivados sobre tasas de interés denominados en renminbi sigue siendo pequeño.

Cinco artículos monográficos analizan la evolución de los mercados financieros y de divisas.

  • Michael Moore (Warwick Business School), Andreas Schrimpf y Vladyslav Sushko (BPI) encuentran que la contracción en los mercados de divisas refleja una menor actividad por parte de los operadores de «dinero rápido», los hedge funds y los prime brokers en divisas. En cambio, los inversores a más largo plazo, al estar cubriendo su  riesgo de divisas, están favoreciendo la actividad en el segmento de derivados sobre divisas. Los bancos intermediarios en divisas están menos dispuestos a asumir riesgos, al tiempo que ha aumentado la competencia procedente de los creadores de mercado no bancarios.

  • Torsten Ehlers y Egemen Eren (BPI) argumentan que los cambios en la orientación de las políticas monetarias ayudaron a casi duplicar la contratación de derivados OTC sobre tasas de interés en dólares de Estados Unidos, mientras que los contratos denominados en euros casi se redujeron a la mitad. Los mercados bursátiles siguen acaparando la mayor parte de la actividad con derivados sobre tasas de interés, pero están creciendo más despacio que los mercados OTC. Las reformas reguladoras han favorecido la utilización de la compensación centralizada y la negociación electrónica, y han hecho que los mercados OTC se asemejen más a los mercados organizados.

  • Christian Upper y Marcos Valli (BPI) analizan porqué los mercados de derivados sobre monedas y tasas de interés de EME son más pequeños que los de las economías avanzadas. Los autores argumentan que su menor grado de desarrollo financiero,  menor integración en la economía mundial y menor renta per cápita pueden estar frenando el crecimiento en estos mercados.

  • Robert McCauley y Chang Shu (BPI) explican que el aumento de los non-deliverable forwards (NDFs), contratos  que permiten cubrir y especular en una moneda sin proveer o requerir liquidación en la misma , ocultan importantes diferencias entre monedas, reflejando diversas trayectorias en el desarrollo de los mercados de divisas. Mientras que la internacionalización del renminbi chino ha favorecido la actividad con contratos a plazo con entrega («deliverable») en detrimento de los NDF, estos últimos han ganado popularidad en el caso del real brasileño y el won coreano.

  • Jonathan Kearns y Nikhil Patel (BPI), basándose en los tipos de cambio ponderados por el comercio y en los tipos de cambio ponderados por deuda (un nuevo indicador desarrollado por el BPI), valoran las distintas fuerzas que influyen en el impacto que las oscilaciones monetarias tienen sobre la economía. Los autores encuentran que la devaluación del tipo de cambio podría dañar -en vez de estimular- la actividad en las EME donde los prestatarios poseen un elevado porcentaje de deuda en moneda extranjera, probablemente por el impacto sobre sus balances.


* Estos artículos reflejan la opinión de sus autores y no necesariamente la del BPI.

Si desea recibir una notificación cuando el BPI publique información en español, puede suscribirse a su servicio de alerta en www.bis.org/emailalerts.htm.