Informe Trimestral del BPI, septiembre de 2016: los mercados superan la prueba del Brexit

18 de septiembre de 2016

Comunicado de prensa

Los mercados se recuperaron con rapidez del sobresalto que supuso el referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit). Los bancos centrales han tenido un efecto tranquilizador y han relajado aún más sus políticas en los últimos meses, mientras que unos mercados disonantes ponían en duda las perspectivas y la valoración de los riesgos subyacentes.  

«La reciente recuperación ha despertado sentimientos encontrados: más garrote que zanahoria, más empuje que tirón, más frustración que alegría. Esto explica la persistente pregunta acerca de si los precios reflejan plenamente los riesgos futuros», declaró Claudio Borio, Jefe del Departamento Monetario y Económico del BPI. «En los últimos días, parece que se han intensificado las dudas sobre las valoraciones, que solo el tiempo podrá resolver».  

La edición de septiembre del Informe Trimestral del BPI:

  • Presenta cuatro mejoras que se han introducido a las estadísticas compiladas por el BPI: desglose ampliado por países de los flujos bancarios transfronterizos; series largas para la brecha del crédito sobre el PIB (considerada una señal de alerta temprana de tensiones bancarias) y los precios de inmuebles comerciales; y datos históricos sobre precios de consumo, que se remontan hasta 1661. Además, el BPI publica datos diarios sobre los tipos de cambio efectivos nominales para 61 países, que podrán consultarse en línea y se actualizarán periódicamente.

  • Muestra que el crecimiento interanual del préstamo bancario en dólares estadounidenses a prestatarios fuera de Estados Unidos se tornó negativo en el primer trimestre de 2016 por primera vez desde 2009, en plena crisis financiera.

  • Explora el papel que desempeña el Reino Unido como centro bancario internacional. El volumen de endeudamiento y préstamo transfronterizo de los bancos ubicados en el Reino Unido, o de filiales de bancos extranjeros en este país, es muy superior al de los bancos con sede en él.

  • Documenta la tendencia de las sociedades no financieras a emitir deuda en euros en vez de en dólares estadounidenses, aprovechando los menores costes de endeudamiento y las compras de activos por el BCE. Los bonos denominados en euros representan una proporción creciente de la emisión neta de títulos de deuda internacionales, también en el caso de prestatarios de Estados Unidos y mercados emergentes.  

  • Presenta el fuerte crecimiento de los mercados de derivados extrabursátiles (OTC), a partir de la reciente Encuesta Trienal sobre la actividad en los mercados de divisas y de derivados.

Cuatro artículos monográficos* analizan la evolución de los mercados de divisas y de deuda:

  • Claudio Borio, Robert McCauley, Patrick McGuire y Vladyslav Sushko (BPI) analizan el incumplimiento de la paridad cubierta de tasas de interés, que viene a ser como una ley física de las finanzas internacionales. Analizando datos sobre cobertura cambiaria por parte de bancos, inversores institucionales y sociedades no financieras, los autores encuentran que el incumplimiento de la paridad refleja la creciente demanda de este tipo de coberturas a través de derivados de divisas en un entorno de bajas tasas de interés. Argumentan que una gestión más estricta del riesgo y las restricciones de hoja de balance reducen las oportunidades de obtener rentabilidad, impidiendo que se corrija este incumplimiento.

    «La persistente desviación con respecto a la paridad cubierta de tasas de interés puede no ser preocupante de por sí para las autoridades económicas, pero deben tenerla en cuenta al valorar la salud del sector bancario. Si los bancos están poniendo un precio tan alto a la capacidad de los  balances en un entorno financiero principalmente tranquilo, ¿qué ocurrirá cuando repunte la volatilidad?», afirmó Hyun Song Shin, Asesor Económico y Jefe de Estudios del BPI.

  • Dietrich Domanski, Emanuel Kohlscheen y Ramón Moreno (BPI) examinan cómo la estabilidad financiera se ha convertido en un motivo cada vez más importante para que los bancos centrales intervengan en los mercados de divisas desde la crisis financiera. En su intento por estabilizar los mercados, los bancos centrales se enfrentan a la disyuntiva entre mantener la liquidez en los mercados y conservar suficientes reservas de divisas, lo que influye en las herramientas que utilizan para intervenir en los mercados cambiarios.

  • José María Serena (Banco de España) y Ramón Moreno (BPI) encuentran que las escasas oportunidades de financiación local empujan a las empresas de mercados emergentes a emitir deuda en el extranjero. Su estudio también revela que estas empresas estarían utilizando estos ingresos para comprar activos a corto plazo, generando así una posible vulnerabilidad en el sistema financiero.

  • Stefan Avdjiev, Agne Subelyte y Előd Takáts (BPI) analizan las estadísticas bancarias ampliadas del BPI y encuentran que el préstamo transfronterizo en euros creció a medida que el euro se depreciaba a comienzos de 2015, cuando el BCE anunció una serie de medidas de relajación cuantitativa. Este aumento fue especialmente marcado en binomios de prestatarios y prestamistas que ya contaban con una gran proporción de activos en euros y en economías avanzadas fuera de la zona del euro. Esta evolución ejemplifica cómo la política monetaria del BCE  puede tener efectos más allá de la eurozona.


* Estos artículos reflejan la opinión de sus autores y no necesariamente la del BPI.