Informe Trimestral del BPI, marzo de 2016: la tensa calma da paso a turbulencias

6 de marzo de 2016

Comunicado de prensa

Los mercados se han mostrado agitados desde comienzos de año ante la preocupación por el crecimiento en China y otras economías de mercado emergentes y por la salud de grandes bancos mundiales.

«La tensión entre la tranquilidad de los mercados y las vulnerabilidades económicas subyacentes tenía que resolverse en algún momento, y podría haber comenzado a hacerlo este último trimestre», declaró Claudio Borio, Jefe del Departamento Monetario y Económico del Banco de Pagos Internacionales.

La edición de marzo del Informe Trimestral del BPI:

  • expone cómo ha surgido y se ha propagado la tensión en los mercados financieros desde comienzos de 2016,

  • muestra cómo los flujos de financiación internacionales se han frenado en la segunda mitad de 2015, posiblemente señalando un punto de inflexión en la liquidez mundial. Los activos bancarios transfronterizos frente a economías de mercado emergentes se contrajeron en el tercer trimestre, y también lo hicieron los títulos de deuda internacionales en circulación en el cuarto trimestre, en 47 000 millones de dólares, su mayor retroceso de los últimos tres años. La emisión de deuda neta en los mercados emergentes permaneció prácticamente estable en el segundo semestre de 2015.

  • presenta una perspectiva diferente sobre el descenso del préstamo transfronterizo a China, el principal determinante de la caída de los activos transfronterizos frente a las economías de mercado emergentes. El análisis muestra que las salidas de fondos se debieron en última instancia a la contracción de los depósitos en renminbi fuera de China y a la amortización por las empresas chinas de su deuda en moneda extranjera tanto dentro como fuera del país.

«La reducción de los depósitos en renminbi fuera de China, unida a la amortización de la deuda en divisas por las empresas chinas, refleja el cierre de operaciones de carry trade y explica la presión bajista sobre la moneda china», afirmó Hyun Song Shin, Asesor Económico y Jefe de Estudios. «Esta combinación también explica por qué la tasa de interés del renminbi offshore se negocia con un descuento sobre la tasa onshore durante periodos de tensión».

Cuatro artículos monográficos examinan diversos asuntos económicos, financieros y de política monetaria:

  • Morten Bech y Aytek Malkhozov (BPI)* encuentran que por el momento las tasas de interés moderadamente negativas se han transmitido a los mercados monetarios de forma similar a como lo hacen las tasas positivas. No obstante, su transmisión a las principales tasas de interés bancarias ha sido desigual y se desconoce cómo reaccionarían los particulares y las instituciones si las tasas se adentraran aún más en territorio negativo o si permanecieran negativas durante un periodo prolongado.

  • Dietrich Domanski, Michela Scatigna y Anna Zabai (BPI)* exploran la evolución reciente de la desigualdad patrimonial de los hogares. Mediante una simulación, los autores sugieren que la desigualdad ha crecido en las economías avanzadas más afectadas por la Gran Crisis Financiera. La política monetaria puede, en la medida en que ha elevado los precios de la renta variable, haber contribuido a dicha desigualdad de maneras opuestas: reduciéndola a través de la subida de los precios de la vivienda, pero aumentándola a través de la subida de los precios de la renta variable.

  • Patrick McGuire y Goetz von Peter (BPI)* estudian los determinantes de la contracción del crédito bancario durante y después de la Gran Crisis Financiera y encuentran que los bancos que financiaron localmente su concesión de crédito resultaron ser los más estables tras la crisis.

  • A partir de una encuesta reciente entre las principales plataformas de negociación, Morten Bech, Anamaria Illes, Ulf Lewrick y Andreas Schrimpf (BPI)* revisan el creciente uso de la negociación electrónica y automatizada en los mercados de renta fija. Los autores destacan el reciente incremento de la negociación electrónica de deuda empresarial, que se ha duplicado con creces en los últimos cinco años.


*  Los artículos señalados reflejan la opinión de sus autores y no necesariamente la del BPI.